Pablo Neruda, poema IV, viento de verano

Leave a comment

July 10, 2013 by Quiahuitzin

Pablo Neruda Quiahuitzin

Es la mañana llena de tempestad
en el corazón del verano.
Como pañuelos blancos de adiós viajan las nubes,
el viento las sacude con sus viajeras manos.
Innumerable corazón del viento
latiendo sobre nuestro silencio enamorado.
Zumbando entre los árboles, orquestal y divino,
como una lengua llena de guerras y de cantos.
Viento que lleva en rápido robo la hojarasca
y desvía las flechas latientes de los pájaros.
Viento que la derriba en ola sin espuma
y sustancia sin peso, y fuegos inclinados.
Se rompe y se sumerge su volumen de besos
combatido en la puerta del viento del verano.

Precioso poema, que, como todos los de Neruda se encuentra lleno de símbolos e imágenes, he escogido este para adjuntarle a la foto que tomé mientras lo leía porque habla del verano, y a mi me parece que habla de estas despedidas de principio de verano, cuando todos nos vamos a sitios diferentes a pasar las vacaciones… Y ya que es esta la época en que nos encontramos…

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: