Chester. Un centro comercial medieval.

Leave a comment

August 12, 2013 by Quiahuitzin

A media hora de Manchester, un pequeño pueblo pintoresco cuya historia se remonta a los romanos. Estuvimos allí el 23 y 24 de julio de 2013

Hotel Lloyds of ChesterMoules a GoGo Llegamos con el tiempo justo de dejar las maletas en el hotel, descansar un rato y salir a cenar. Es un pueblo agradable para pasear, salimos y por recomendación del hombre del hotel, cenamos en un restaurante belga que hay en las raws llamado “Moules a go go” la cena estuvo bien, cenamos, como es tipico en un restaurante belga, mejillones con patatas.

Dimos un pequeño paseo nocturno, pasamos, por primera vez debajo del Eastgate Clock, vimos las Raws y recorrimos  Eastgate Street y  Frodsham street…

El segundo día tras un agradable y tranquilo desayuno en el hotel dimos un paseo hasta el Town Hall, enfrente de la catedral, donde empezaba una visita guiada, llegamos con tiempo y paseamos un poco por Northgate Street.

Antes de comenzar la visita, un poco de historia. los romanos fueron los primeros en ocupar la ciudad, por su privilegiada situación junto al río Dee, evidencia de estos son las murallas, el anfiteatro, y la disposición en cruz de las dos calles principales. Tras de estos llegaron los normandos, que agrandan las murallas. Más tarde , es William The Conqueror quién expulsa a los normandos y construye el castillo.

La visita comienza bajando por Bridget Street, donde descubrimos las Raws, las primeras galerías comerciales, datan de los romanos. Los romanos empezaron construyendo sus tiendas debajo de la casa principal, pero encima de estas tiendas se construyeron otras, dando lugar a esta curiosa arquitectura que inunda las calles. Todavía hay tiendas, que se mantienen originales, tal y como eran, y siguen vendiendo vinos, sofás… es muy curioso.

También hemos paseado un rato por las murallas, y hemos visto el anfiteatro. hay que ver como la historia se mezcla a veces… los historiadores sospechaban que en Chester debía de haber un anfiteatro, pero no lo habían descubierto aún. Durante las obras para construir una carretera, Vicars Ln, descubrieron el anfiteatro. Tras mucha polémica decidieron que harían una curva en esta carretera para proteger al anfiteatro (se dice que incluso se recibió una carta de Mussolini, que por aquel entonces aún no era dictador, diciendo que tenían que conservar el anfiteatro, y que el era el protector de los restos romanos). Aunque la carretera se desvió, no se pudo desenterrar ni recuperar el anfiteatro por completo, ya que había un monasterio medieval construido encima de una parte de este. Por tanto hay están, el monasterio y el anfiteatro, en un mismo lugar dos edificios históricos uno encima de otro… y la carretera torcida!

Por las murallas, hemos llegado al Eastgate Clock. Este es el segundo reloj más fotografiado del país (adivinen por detrás de cual). Es un precioso reloj, que fue construido como conmemoración de los 75 años de reinado de la Reina Victoria.

Finalmente la visita, de hora y media a finalizado en el exterior de la catedral. Hemos entrado a la catedral por nuestra cuenta, tiene un claustro que me ha parecido muy tranquilo y luminoso, con una fuente con una escultura muy bonita. El coro de la catedral también es llamativo.

Tras comer en el Pret a Manger el típico sandwich o snack inglés, nos hemos ido al hotel a echarnos la típica siesta española, nunca falte.

Por la tarde hemos dado un paseo completo por las murallas, empezando por la North Gate, volviendo al Eastgate Clock… hemos entrado incluso a uno de los centros comerciales que hay en las Raws… luego hemos bajado las las Groves, o la ribera del río, donde hay barcos que te pasean, puestos de helados…un ambiente muy agradable. También hay un puente colgante, y un pequeño parque, el Grosvenor Park, donde nos hemos sentado un rato a descansar.

Luego hemos seguido hacia el hipódromo, el castillo… no hemos entrado a ninguno de estos sitios… pero el hipódromo es enorme, desde fuera se puede ver un poco. Las carreras de caballos son muy típicas en Chester. Tras unas cuantas vueltas a las mismas calles por arriba, por abajo… hemos decidido cenar en un restaurante americano que había en las “the Groves”. Restaurante americano, cena abundante en una especie de porche exterior que había, muy agradable.

Americano

Fue un buen día en Chester, esta es una ciudad curiosa, donde se mezcla mucha historia, pero al mismo tiempo muchas tiendas… Es un centro comercial de arquitectura histórica; la típica madera blanca y negra victoriana y georgiana, en las casas, mezclado con los restos romanos… y todo lleno de tiendas, restaurantes y cafés… Es muy bonito, aunque estuvimos un día y nos cundió bastante, no me hubiera importado quedarme otro día pululando por sus fantásticas calles.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: