La verdad sospechosa de Ruíz de por la Compañía Nacional de Teatro Clásico.

Leave a comment

October 11, 2013 by Quiahuitzin

Este martes, 8 de octubre, fui al Teatro Pavón a ver esta obra de Juan Ruíz de Alarcón, uno de los dramaturgos barrocos españoles más reconocidos, de la talla de Lope de Vega o Tirso de Molina.

teatro pavon

Mapa de la situación del Teatro Pavón.

Es una comedia en verso que personalmente me ha gustado bastante. Don García es el personaje principal, el mentiroso. Acaba de llegar a Madrid, a la casa de su padre desde Salamanca, dado que se ha convertido en el primogenito de la familia tras la muerte de su hermano mayor. Ahora va a llevar una vida de caballero.

Don García (en primer plano) y su padre.

Don García (en primer plano) y su padre.

Nada más llegar, acompañado de un fiel criado de su padre ve una mujer que le enamora… aquí empieza Don García a mentir para conquistarla. Más tarde reencuentra a unos antiguos compañeros, ante los cuales también miente para hacerles creer que ha dado una fiesta… Todas las mentiras se van enredando y se dan situaciones un tanto escabrosas… Don García ha confundido el nombre de su amada, Jacinta, con el de su amiga, Lucrecia… Uno de sus antiguos compañeros cree que es el amante de su prometida y le reta a duelo por los celos…

Es justo castigo;
porque mal puede conmigo
tener crédito quien hoy
dijo que era perulero siendo en la corte nacido;
y, siendo de ayer venido,
afirmó que ha un año entero
que está en la corte; y habiendo
esta tarde confesado
que en Salamanca es casado,
se está agora desdiciendo;
y quien, pasando en su cama
toda la noche, contó
que en el río la pasó
haciendo fiesta a una dama.

El final no es feliz, y a Don García le toca pagar el precio de sus mentiras y cargar con las consecuencias. Además no solo es un final triste para el, si no también para Lucrecia y Jacinta, que siendo inocentes de las mentiras también se ven involucradas.

Jacinta, Lucrecia, Don García y Don Juan.

Jacinta, Lucrecia, Don García y Don Juan.

Esta moraleja final es propia del barroco. El pensamiento de Alarcón es moralizante, como corresponde al período barroco. Ataca a las costumbres y vicios sociales de la época.

Aunque no entiendo apenas de teatro la representación me gusto bastante. Los actores lo hacían bien, y podías pensar que cuando salían del escenario seguían siendo los mismos personajes, se les veía muy metidos y naturales en el papel.

LaVerdadSosp

El escenario también era curioso, era una estructura con forma de esquina donde se proyectaban muebles, siluetas, o imágenes que acompañaban. Y tenía un mecanismo que hacía que unas puertas u otras se abrieran, formando puertas, ventanas, balcones…

La obra, esta escrita en verso. Al principio impresiona un poco y cuesta seguir el diálogo, pero en seguida haces el oído y te sorprendes del ingenio con que se dicen las cosas y disfrutas de este juego estético del lenguaje. Esta es otra de las características del autor, los juegos de palabras, llenos de sentido e ideas, refranes… La verdad es que es algo digno de reconocimiento.

Hacedle vos que lo crea.
Qué importa que verdad sea,
si el que la dice sois vos?
Que la boca mentirosa
incurre en tan torpe mengua,
que, solamente en su lengua
es la verdad sospechosa.

LaVerdadSospechosa

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: