Florencia, arte embotellado.

Leave a comment

April 17, 2014 by Quiahuitzin

Bien, pues nuestra siguiente parada era la desconocida Florencia, o Fierenze. Entre los suaves valles de La Toscana, adornados con arboles bajos y de formas redondeadas  sobre los que se sobresalen los cipreses cual pinceles se alza esta fantástica ciudad. No hay otras palabras para describirla que abrumadora y deleitante.
Hay edificios bonitos por todas partes, esculturas por doquier, al aire libre o en museos, pintores en cada calle… es fantástico. Según la guía que tenia, visitar esta joya requería 4 días, pero nosotros solo teníamos uno, así pues, abreviaremos.
Tenemos el David de Miguel Angel, que el susodicho esculpió cuando tenia 20 años tan solo y representa a David, el personaje bíblico que mato al gigante Goliat como un joven apuesto y bello. Para llevar a cabo esta obra Miguel Angel utilizó arco en vez de martillo, una innovación para la època. También calculo las proporciones de forma que desde cierta distancia, a la que estaba previsto, se observara, parezca perfectamente proporcionado, claro, que si te acercas y te fijas, David es un poco cabezón y manazas. Me sorprendió el hecho de que me sorprendiera, pues eque, contra s ael  lgo que al haber visto e tantas películas y libros no esperas que te sorprenda, pero es una gran obra maestra, y como tal, impacta y enamora.

david-miguel-angel-2 En ese mismo museo, entre otras muchas cosas, que supongo, serán de gran valor pero las cuales no tuvimos tiempo de apreciar, se encuentra la escultura del Rapto de las Sabinas. Esta es otra gran obra, sobrecogedora como cualquier obra de este calibre y digna de ver.
Tras nuestra visita relámpago al museo, avanzamos hacia la plaza del Duomo, donde se encuentra, evidentemente, el duomo o catedral (que viene a ser lo mismo) La catedral de Florencia es famosa por su gran cúpula, la llamada cúpula de Brunelleschi. La susodicha cúpula fue construida en el s. XV, en ese momento, era la cúpula más grande jamás construida (luego la de San Pedro se impuso). Fue el gran genio renacentista, Brunelleschi el que, contra las opiniones del arquitecto, ideo la forma de erigirla a pesar de su gran dimensión. Esta formada por una doble estructura, el peso repartido, y la estructura reforzada con anillos, como los barriles de cerveza. Además del diseño de la genial estructura, tambien podemos atribuir a Brunelleschi la invención de maquinas para lograr elevar y mover los materiales, en fin, es el ideal de caballero renacentista!
Después de ver la plaza, tomamos la vía Roma hacia el Ponte Vechio. Por el camino pasamos por la Plaza de la República, donde se supone que esta el famoso jabalí que no tubimos tiempo de ver. Habia una especie de marcadillo, y mucha gente.

Un poco más adelante estaba el Puente Vechio. Es un puente curioso, y como el Ponte Rialto esta lleno de comercios en una especie de galerías con unas vistas preciosas de la ciudad y el río. En este caso no son comercios cualquieras… son joyerías, lujosas joyerías donde puedes comprar las más bellas sortijas con vistas a esta bella ciudad ¿pack completo verdad?

italy-ponte-vecchio

De Ponte Vechio, fuimos conducidos a la maravillosa Plaza de la Signiore, con su galería de estatuas, con el palacio Vechio. Es, verdaderamente un sitio alucinante. Me impactó ver todas esas esculturas expuestas tan públicamente, en la plaza de la ciudad, al para el deleite de cada viandante, y tan solo protegidas por un techo. Esta ciudad fue rica, y poblada por los medicci, y esto desde luego es una gran ostentación del poder que poseían.

Callejeando, entre más y más palacios, torres y plazas enormes entre las callejuelas estrechas… avanzamos hasta la Plaza de la Cruz, donde esta la Iglesia de la Cruz, que más tarde visitaríamos. Hasta entonces, tiempo libre para comer.

Para comer volvimos a la Plaza de la Signiore, y allí al pie de la galería de estatuas nos tomamos nuestros bocatas. No imagino sitio mejor para comer aquel día. Veíamos el Palacio Vechio, los pintores y artistas callejeros, los turistas con sus focaccias… Y después, rematamos la comida con un helado que nos zampamos mientras paseábamos, pasando por el interior del palacio, las callejuelas, de vuelta al punto de encuentro con el resto del grupo. Estuvimos sentadas un rato en una plaza… no estoy muy segura de como orienté el mapa, pero si no me equivoco, creo que era la Plaza de S. Stefano.

Por la tarde, pues, visitamos la Iglesia de la Santa Cruz, donde están enterrados personajes como  Dante, Galileo o Maquiavelo… Es muy bonita, y como todas las demás iglesias por aquí, casi despoblada de bancos.

Después de la visita al templo, tuvimos tiempo de dar una vuelta, seguir dando tumbos sin saber muy bien como orientar el mapa, pero finalmente llegando a los sitios, deshicimos lo andado, e incluso pasamos de nuevo por la asombrosa catedral, pudiendo admirar sus proporciones y majestuosidad. Y entre más y más palacios, casas enormes y elegantes que pertenecieron a los mecci, y museos, y más arte, llegamos al autobús de nuevo.

Antes de marcharnos definitivamente de la ciudad, fuimos al mirador de Miguel Angel a ver la puesta de sol. Ahora sí, me quedo sin palabras. Los jardines de la toscana, el sol del apremiante verano, la gran cúpula, desafío de la mente humana, y puentes, y torres. Abrumadora y deleitante.

Nos despedimos de esta ciudad, que apenas hemos podido llegar a admirar, paseas por Florencia, y ni siquiera sabes a donde mirar… Abrumadora y deleitante.

P1070795

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: