Luces de bohemia, esperpéntico recorrido por el Madrid bohemio.

Leave a comment

February 28, 2015 by Quiahuitzin

Madrid, 13 y 14 de febrero, luz anaranjada suave, cálida y fría. Avalancha de pensamientos en el silencio. Música quizás. Silencio y ganas de ordenar el caos. Luces y sombras, hagamos reales en mi cabeza los esperpénticos escenarios, trencemos realidad y fantasía, convirtamos el batuburrillo en experiencia.

Luces de Bohemia es una de las obras más importantes de Valle Inclán dentro de su ciclo del esperpento. La obra fue publicada en 1921 por entregas aunque es revisada posteriormente, en 1924 por el propio autor.

Ramon-del-Valle-_54255205528_53389389549_600_396

El esperpento es una técnica de deformación de los personajes para ofrecer una imagen grotesca de estos. Valle-Inclán, con esta estética nos ofrece una visión crítica e irónica de la sociedad a la vez que nos muestra una tragedia, pero que se presenta tan absurda que no despierta la empatía del espectador, si no la crítica, la reflexión.

El sentido trágico de la vida española solo puede darse con una estética sistemáticamente deformada.

Según el propio Valle Inclán el esperpento proviene de la tradición “negra” española, y en concreto de figuras como Quevedo o Goya que muestran una realidad caricaturizada cada uno en sus respectivos campos.

Aunque se trata de una obra de carácter innovador, no conecta con las corrientes vigentes en la época en España, si no que Valle-Inclán enlaza más con las renovaciones europeas. (el expresionismo, el teatro épico de Brecht, u obras que anuncian el teatro del absurdo, como Ubu rey, de Alfred Jarry)

La acción de la obra se sitúa en la noche bohemia de Madrid, donde el poeta ciego Max Estrella pasa su última noche en la compañía de Don Latino, y juntos recorren gran cantidad de escenarios y se cruzan con variados personajes a través de los cuales se van sacando a colación diversos temas, como son; la religión o la pedantería en sus primera parada en la librería, la política de la época criticando por ejemplo a Castelar en la charla de la taberna, la corrupción (del fondo de reptiles) en el Ministerio de la Desgobernación… Critica también a los modernistas, que califica de cotarro de cínicos iconoclastas. También cabe destacar la fuerte crítica al abuso de autoridad, ya sea a través del preso catalán que es consciente que va a morir de un tiro al aplicarse la ley de fugas vigente en el momento, o a través de la madre que sostiene a su hijo muerto en brazos mientras los vecinos hablan del comercio. Estos son dos personajes (el preso y la madre) que Inclán se resiste a esperpentizar, ya que son víctimas de una tragedia real y profunda.

El resto de personajes, por el contrario (que parece ser están inspirados en personajes reales contemporáneos al autor) son fuertemente ridiculizados y esperpentizados. Se convierten en fantoches que el espectador mira desde arriba y con los cuales no empatiza. Esta deshumanización se logra a través de las ridiculeces que ellos dicen, lo que otros personajes dicen de ellos (nada bueno), pero sobre todo, a través de las acotaciones. Destacan por su viveza las acotaciones de esta obra, que poseen una gran plasticidad y consiguen evocar vivas escenas, incluso cuadros cubistas (en la librería), expresionistas (Don Filiberto con las manos en la cabeza) o impresionistas (en el café Colón)

Cabe mencionar también el amplio registro lingüístico que se utiliza. Valle-Inclán se mueve desde registros cultos y citas literarias (salutem pluriman, mal polonia reciba el extranjero…) hasta el registro más vulgar y coloquial que incluye madrileñismos muy característicos (bocón, curda, chanelar, chulo…)

Para dar unidad a la obra y a sus variados personajes y situaciones, la obra concluye, cual circulo dantesco con la muerte de Max tras su recorrido por los absurdos infiernos madrileños, y con el posterior suicidio de su mujer e hija al verse exentas de recursos. Así, Valle-Inclán corona el absurdo, pues en el momento de la muerte de las mujeres, estas son en realidad millonarias, pues el boleto de lotería por el que Max había empeñado su capa y que Don Latino le robo estando moribundo esta premiado.

¡El mundo es una controversia!

¡Un esperpento!

¡Cráneo previlegiado!

A lo largo de toda la obra la presencia de la muerte es una constante.

A lo largo de toda la obra la presencia de la muerte es una constante.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: