Beatriz y los cuerpos celestes. Lecciones y reflexiones sobre una vida compleja. Guía rápida sobre feminismo.

Leave a comment

October 7, 2016 by Quiahuitzin

whatsapp-image-2016-10-07-at-13-57-38Beatriz y los cuerpos celestes es una obra de Lucia Etxebarria que ganó el premio Nadal en 1998.

En el libro, Beatriz, una joven madrileña que acaba de licenciarse en literatura inglesa en Edimburgo, que vuelve tras años de ausencia, a Madrid; comparte sus reflexiones y vivencias en Madrid y Edimburgo. Estamos por los años 80, ella habla de su infancia en el colegio de monjas, de su particular (o no tanto) familia, de su carismática amiga Mónica de la que estaba enamorada ,habla del mundo de la noche, de las drogas… De su novia en Edimburgo, Cat, y su amante Ralph… De los circulos en los que se mueven… Toca muchísimos temas, y en todos da su pincelada crítica; juicios más o menos polémicos pero que se cuentan de una forma tan sincera y con origen en la experiencia; que no se puede si no darles un minuto de reflexión.

El final del libro es sorprendentemente realista… al igual que en realidad todo el libro; pero claro, siempre tenemos (yo al menos) esas expectativas en los finales. Me ha parecido una autentica lección, porque veo el resultado de una mala decisión que perfectamente podría haber tomado yo, ya que, durante todo el libro, he entendido en parte la decisión de Beatriz de perseguir lo que ella acaba muy acertadamente definiendo como “la luz de una estrella muerta”; y como entonces se arrepiente de no haber apreciado lo que tenía.

lllPero una palabra suya bastará para sanarme.

Esa es la frase final del libro, y me pareció magistral ¡Tan bien encajada! Tenía que citarla.

 

 

De todas formas, más allá de la historia de Beatriz, de Monica o de Cat… es la forma de contarlo lo que hace que el libro enganche tantísimo, y que a cada acción y descripción se la acompaña de una reflexión. A continuación explico algunas de las ideas que me han gustado/llamado la atención del libro:

A Beatriz no le gusta el colectivo homosexual, el circulo de amigos de Cat, le parece que es superfluo y frívolo, y que se “auto-margina”. Sin embargo, también esta plasmada la opinión de Cat, que es también interesante y cargada de verdad:

triangrosaPero cuando le decía a Cat que no aguantaba el exceso de frivolidad del local, ella se enfadaba, como si el comentario estuviese directmente dirigido hacia ella. La frivolidad no tiene nada de malo, me decía. Además, la frivolidad es una característica esencial de la cultura gay; y es normal que lo sea, puesto que es la mejor forma de esconder el sufrimiento, o de sublimarlo. Me asombraba escuchar de sus labios tan encendida y apasionada defensa, puesto que ella no era nada frivola, aunque si parecia haber sufrido mucho. No se en que se lo notaba. Quizá en aquella desesperada necesidad de gente a su alrededor, o en su incapacidad de quedarse a solas, como si en el fondo no se aguantara, o se diera miedo a si misma.

triangulosnazi

He aprendido muchas sobre el mundo en general con este libro, es una especie de guía rápida de feminismo, de hecho, Lucia Etxebarria, acompaño los ejemplares del libro para la prensa con un folleto sobre la desigualdad de las mujeres con estadísticas y todo. Me ha llamado mucho la atención la narración de los intentos de violación que Beatriz sufre y como los afronta, y en concreto el siguiente:

Me puso los brazos sobre la cabeza y los sujetó con una mano mientras con la otra intentaba avanzar entre mis muslos. Me juré a mi misma que si salía bien de aquella no volvería a abandonar los pantalones en mi vida (y no lo he hecho). Finalmente hice acopio de fueras, la concentré en mis piernas, y le propiné un rodillazo en el estomago que le dejó sin aliento. Aprovechando su confusión conseguí enderezarme, agarré la botella y le golpee con ella en la cabeza. Sabía por experiencia que si le golpeaba ya no debía parar hasta dejarle inconsciente, pues si no sería mucho peor. Sabía que los hombres pierden el control cuando se ciegan por la ira, que los golpes les excitan, como a los toros, y que más vale no jugar a azuzarles. Sabía todo eso porque era lo que mi madre repetía al referirse a mi padre. Después del golpe, vaciló unos segundos, e intentó levantarse, así que le golpeé una segunda vez con mas fuerza. Esta vez brotó un hilillo de sangre que le resbaló despacio por la frente. Y se desplomó.

machoteA pesar de que si que he visto a hombres, volviéndose de pronto animales violentos; una vez les entra la rabia, crece exponencialemente y sustituye toda racionalidad; nunca lo había pensado en estos términos (por suerte no me he visto en situación). Que si yo golpeo, no puedo parar de golpear hasta ver al “animal” inconsciente, pues si no llevo todas las de perder ya que una vez encendida la ira, los conceptos de autodominio, o piedad o futuras consecuencias, desaparecen por completo del imaginario , y normalmente el hombre va a ser físicamente mas fuerte.

 

Por ultimo (y dejándome tanto repertorio en el tintero) me ha encantado la forma en que define sus inclinaciones sexuales, como explica las diferencias entre el sexo con un hombre y con una mujer, y lo que vendría a ser la bisexualidad, aunque ella tampoco llega a ponerse ninguna etiqueta.

whatsapp-image-2016-10-07-at-13-01-02Cada delicado detalle de mi cuerpo puede ser interpretado o reinterpretado, según quiera ser mujer o persona. Mi vagina puede ser la puerta del placer o de la vida. Mis pechos, fuente de leche o puntos eróticos. Mi ombligo perforado puede ser un reclamo o la señal de una conexión futura entre mi vida y la de otro que dependerá de mi. Mi cuerpo, con un feto dentro. ¿estará pleno de vida o simplemente invadido, deformado y destruido? Academicamente hablando, debería escribir que cuando hacía el amor con Ralph era él el que me poseía, el que me tomaba. Sin embargo era yo quien lo hacía, era yo quien le acogía en mi interior, porque el entraba en mi. Le sentía como el otro, indescifrable y complementario a un tiempo. Si le acogía dentro, pensaba, me complementaría. Cielo y Tierra, Luz y Tinieblas, Vida y Muerte, Caos y Orden. No tendría que preguntarme a cada paso quien era yo en realidad. Le sentía a él como la parte de mí que había perdido en un tiempo indefinido hacía muchos, muchos, muchos años, en un paraíso perdido e infantil que no podría ya recuperar. Después, cuando abandoné aquel territorio anterior a todo, aquel estado de gracia ajeno al trauma de la definición, me convertí en un ser separado de mi mitad. A la melancolía de la separación se unía la inutilidad del esfuerzo, el deseo nunca satisfecho de tratar de llenar el vacío, el reencuentro que desespera por la incapacidad de reproducir el estado inicial, aquel todo equilibrado y positivo en que el todo estaba y nada faltaba. Cuando pensaba en esto, nuestros abrazos se me antojaban estériles y absurdos. Ansiaba la perfección de un estado primordial, un estado de fuerza y autonomía anterior a lo masculino o a lo femenino. No quería ser la mitad de uno. Sentía una profunda nostalgia de un ideal que llevaba dentro, quizá más inexistente que perdido, y creo que buscaba la Totalidad a través del sexo, añorando dolorosamente una reunificación que sabía de partida imposible, mero deseo de función. ¿Para que intentar tocarnos si proveníamos de universos irreconciliables?

La mujer que amó a Ralph, era la misma que amó a Cat y se que será difícil de comprender, para quien no lo hay vivido, que amo del mismo modo al uno que a la otra. Que no hubo grandes diferencias en lo que hacíamos. Que la fisiología no determinó nunca la mecánica amorosa. Que yo nací persona y amé a personas.

tumblr_nryey9j0vw1stfro3o1_1280

Dibujos de Traitspourtraits

Hay muchas paginas así de interesantes en el libro, y también, como y he dicho en relación  a otros muchos temas. A veces habla del espacio y cuenta muy liricamente los elementos químicos que nos componen y lo insignificante que somos…

rockPensar en la muerte con tranquilidad solo tiene valor si lo hacemos en solitario. La muerte en compañía no es la muerte, ni siquiera para los incrédulos, porque lo que más duele, no es dejar la vida, sino abandonar lo que le da sentido.

 

 

En conclusión: Ha sido un autentico lujazo tener este libro entre manos, y más en una semana que justo empezaba las clases y aún no tenía mucho que hacer y podía dedicarme a leer compulsivamente todas las peripecias de este estupendo (y tan realista) personaje que es Bea. He aprendido, me ha hecho pensar… Una gran experiencia, y ya no que lo recomiende, si no que me parece que debía ser lectura obligatoria porque realmente educa en muchos aspectos de la vida.

whatsapp-image-2016-10-07-at-13-55-34

Esta es una pagina realmente sublime del libro, que además a mi me llego en el momento más oportuno posible, como una respuesta del universo a mi dialogo interno. Fue mágico.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: